Cómo se otorgan las pensiones

3

Recordemos que las pensiones son una prestación económica que se les da a los trabajadores cuando cumplen con ciertos supuestos que establece la Ley del Seguro Social (LSS). Cada mes, cuando pagan o pagamos nuestras cuotas obrero patronal, una parte se destina a nuestra pensión, sin embargo, no podemos disponer de ella hasta que se den ciertas circunstancias.

Para el IMSS, las pensiones son el resultado del esfuerzo que se realizó durante la vida laboral por parte de los trabajadores. Si leíste el artículo Tipos de pensión: plazos y características, sabrás de qué estamos hablando.

Cómo se obtiene las pensiones

La pensión se puede obtener si se cae en alguno de los siguientes casos:

Incapacidad permanente o parcial total. Esto es cuando el trabajador, en el desempeño cotidiano de sus labores, llega a sufrir un accidente de tal grado, que no le permite seguir trabajando en ese mismo u otro trabajo.

En esta invalidez ocurre lo mismo que la anterior, con la diferencia que, dependiendo el grado de invalidez, el IMSS otorgará determinadas pensiones.

Cesantía en edad avanzada. Esta pensión se da cuando se llegue a los 60 años, pues el Seguro considera que a esta edad ya no se puede encontrar trabajo, y que además tenga reconocidas 1250 semanas cotizadas. Así, un trabajador puede llegar a tener 62 años y tener a penas mil semanas cotizadas, y por esta simple razón, no tiene derecho a la pensión.

Vejez. Esta pensión, a diferencia de la anterior, se da cuando el trabajador tenga 65 años y 1250 semanas cotizadas ante el IMSS. Una opción es que si el trabajador tiene más de 65 años y aun no cumple con las semanas cotizadas, podrá retirar el dinero de su cuenta (art 62 LSS).

Retiro anticipado. El retiro anticipado se da cuando deseas sacar los recursos de tu cuenta, el problema de aquí es que tiene ciertas limitantes y generalmente se deben de pagar impuestos.

La pensión por viudez es cuando el asegurado muere, entonces su pareja (o las que tenga registradas el asegurado…) son acreedoras a esta pensión. En este sentido es la esposa (con todo el papeleo que eso implica) la que tiene mayor derecho.

Para el IMSS, las pensiones son el resultado del esfuerzo que se realizó durante la vida laboral por parte de los trabajadores.

Horfandad. Esta pensión la reciben los hijos del asegurado, siempre y cuando sean menores de 16 años, y siempre que el asegurado muerto haya cumplido 150 semanas cotizadas. Ahora que, si el niño se encuentra estudiando, tendrá derecho a la pensión hasta los 25 años si no deja la escuela y sean de Gobierno. Esta pensión aumentará hasta el 30% si llegara a fallecer el otro padre o madres.

Pensión por ascendientes. Esta pensión se les da a los progenitores (línea hacia arriba) o incluso abuelos, en caso de que no hubiera huérfanos, ni viudos o viudas o concubinos o concubinas. Por desgracia esta pensión es apenas del 20% de lo que hubiera recibido el asegurado si él la hubiera recibido.

Requisitos para tener derecho a una pensión del IMSS

Si bien hemos hablado de las diferentes pensiones y cómo obtenerlas, es de vital importancia que conozcas cuales son los requisitos para obtenerla, ya que cuando surge la emergencia o se ha cumplido el plazo es necesario tomar en cuenta lo siguiente:

Se debe estar afiliado. El principal requisito es estar afiliado al IMSS, suena lógico, ¿no? Esta afiliación puede ser tanto en el régimen obligatorio como en el régimen voluntario.

Régimen Obligatorio. Puedes estar registrado en el régimen obligatorio si caes en alguno de estos supuestos:

  • Eres trabajador bajo las ordenes de un patrón (Se le conoce como subordinación).
  • Eres miembro de una sociedad cooperativa (esto ya casi no sucede).
  • Algún grupo que el ejecutivo federal haya designado, tales como un grupo de trabajadores del campo o ejidatarios.

Régimen Voluntario. Ahora que si estás bajo el régimen voluntario debe ser bajo alguno de los siguientes supuestos:

  • Tener las características que mencionamos en este artículo.
  • Continuar en el régimen obligatorio, pero de manera voluntaria. Puedes ver los detalles de este escenario en este artículo.

Tener las semanas cotizadas necesarias. Otro de los requisitos, y muy importante, es que tengas las semanas que marca la ley, ya sea que esté bajo el régimen obligatorio o voluntario. Generalmente para la ley del 97 son 1250 semanas cuando se trata de cesantía, edad avanzada o vejez. Estas pueden variar si se trata de otra pensión.

Tener un salario para el cálculo. Debe existir una base para poder determinar la pensión que recibirás, generalmente esto viene de la mano con el seguro que percibías, aunque esto puede varias si realizabas aportaciones voluntarias, por ejemplo.

Tener una cuenta para que se acumulen los recursos. También conocidas como afores, que son las que administrar el recurso y el dinero antes de que hagas uso de él.

Con esta lista hemos descrito cómo se obtienen las diferentes pensiones que otorga el IMSS. En nuestras próximas entregas estaremos explicando el cálculo de cada una de ellas.

Finalmente te recomiendo que leas la LSS, es mucho más digerible y entendible que la LISR, por ejemplo.

3 Comentarios

  1. EL ARTÍCULO ES BUENO, SIN EMBARGO, SOLO SE REFIERE A LO ESTABLECIDO EN LA LEY DEL 97, ESTO CREA CONFUSIÓN, YA QUE DEBERÍA ANALIZARSE ESTE TEMA CON LO ESTABLECIDO EN LA LEY DEL 73 Y LA DEL 97, AMBAS CON DIFERENTES REQUISITOS PARA ACCEDER A LA PENSIÓN.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.