IVA en comida rápida: tortas, tacos, quesadillas, gorditas y muchos más

2
A la comida rápida se le impondrá 16% de IVA

Cuando leí que impondrían el IVA a la comida rápida como los tacos, tortas, gorditas, quesadillas, flautas, pambazos, baguettes y demás comidas pensé que se trataba de una nota de ElDeforma, pero no fue así, y de hecho esto se comenzará a aplicar a partir del 1 de julio de 2015.

Pues resulta que hace unos días el SAT dio a conocer su Tercera Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2015. ¿Y qué tiene todo esto de interesante? Pues que entre otras cosas, incluye una finísima línea que dice que se empezará a gravar IVA a ciertos alimentos denominada comida rápida. Estos son los alimentos:

  • Sándwiches o emparedados, cualquiera que sea su denominación.
  • Tortas o lanches, incluyendo las denominadas chapatas, pepitas, baguettes, paninis o subs.
  • Gorditas, quesadillas, tacos o flautas, incluyendo las denominadas sincronizadas o gringas.
  • Burritos y envueltos, inclusive los denominados rollos y wraps.
  • Croissants, incluyendo los denominados cuernitos.
  • Bakes, empanadas o volovanes.
  • Pizzas, incluyendo la denominada focaccia.
  • Guisos, incluyendo las denominadas discadas.
  • Perritos calientes (hot dogs) y banderillas.
  • Hot cakes.
  • Bocadillos (snacks).
  • Sopas Instantáneas.

El argumento del SAT es que todos estos son alimentos procesados, por lo que deben y pagarán IVA. Sí, al igual que tú, siento un extraño sentimiento de repudio en mi interior. Analicemos un poco más a fondo lo que está ocurriendo.

¿Quiénes pagarán IVA en alimentos y garnachas?

No, no serán los empresarios, seremos nosotros, porque si analizamos quiénes pagarán este impuesto serán básicamente los restaurantes que ofrecen esta clase de productos; tiendas de autoservicio como el Oxxo, Seven Eleven, y en general todos los comercios que de alguna u otra manera estén dados de alta en el SAT y ofrezcan estos productos. Ahora resulta que hasta los tamales estarán gravados con IVA. Esta estrategia suena congruente si recordamos que hay muchos, cientos… miles de RIF que se dieron de alta con la promesa de no pagar una determinada cantidad de impuestos durante los primeros años. Esto quiere decir que si te diste de alta como RIF para vender tamales, tacos o gorditas, tendrás que pagar a partir del 1 de julio de 2015 en adelante el IVA que el SAT nos está imponiendo. A primera impresión esto no suena bastante bien, pero analicemos:

Si una quesadilla vale 15 pesos, de esos 15 pesos, el contribuyente tendrá que entregarle 2 pesos al SAT.

comida-rápida-quesadillas
Las quesadillas y gorditas pagarán 16% de IVA a partir de julio de 2015

Ejemplo de cómo afecta a un comercio el impuesto a comidas rápidas

Ahora imaginemos un puesto donde venden todas estas delicias mexicanas al por mayor, supongamos un puesto de tacos en la central de abastos, en donde se venden cientos de tacos al día. Aproximadamente al día se andan vendiendo unos 800 tacos.

Así pues, 800 tacos a 15 pesos cada uno, nos da un total de 12 mil pesos al día, de los cuales este negocio en la Central de Abastos deberá pagarle al SAT $1,655.17. Multipliquemos esta cantidad por 30 días, que son los días que tiene el mes; nos da un total de $49,655.17 pesos en un solo mes. Sí, en un solo mes, pesos más pesos menos.

Y no, no crean que serán estos comercios quienes paguen esto, si no nosotros, los usuarios finales, por lo que la única conclusión a la que puedo llegar a esto es a una alza desmesurada de precios en esta clase de comidas. ¿Feo? Yo diría un escupitajo en la cara a cada uno de los mexicanos por parte del SAT, ya que si mi memoria no me falla, el mismo SAT… el mismo Videgaray fue quien prometió que no habría más impuestos, por lo menos hasta el 2018, y si lo vemos de manera fría, esto no es un impuesto nuevo, pero se gravan más productos con los impuestos que ya hay.

Cómo afecta al usuario el nuevo impuesto a comidas rápidas como tacos y tortas

Es un hecho que los precios subirán a partir de julio de 2015 en la comida rápida, y me atrevo a pensar que incluso aquellos puestos que ni siquiera están dados de alta en el SAT también lo harán. Así que, si el día de hoy te gasta unos $50 pesos en tu comida, es muy probable que a partir de julio, te cueste unos $60 pesos.

Como mencioné antes, es muy probable que este movimiento haya sido premeditado desde hace mucho tiempo, casi a la par con la entrada en vigor del Nuevo Régimen de Incorporación Fiscal, porque seguro que el SAT sabía que muchos de estos comercios que venden comida rápida entrarían al Registro Federal de Contribuyentes, y como ahora ya lo hay, es más sencillo fiscalizarlos y cobrarles el impuestos.

Los tamales también serán gravados de IVA
Los tamales también serán gravados de IVA

¿Es buena o mala esta medida de impuesto a la comida rápida?

En este blog creemos firmemente que el pago CORRECTO de impuestos es fundamental para que el país avance un poquito más, pero la forma en cómo están aplicando esta medida es una verdadera grosería, pues golpea a toda la clase media y baja. La constitución dice que todos los mexicanos debemos pagar equitativamente impuestos a fin de contribuir con el gasto público, y del cual no estamos en desacuerdo, pero… ¿acaso se les olvidó la clase de economía, macroeconomía y microeconomía a estos del SAT? Esto simplemente será un alza desmedida en precios de comida rápida, ya que no solamente están atacando a empresas como Oxxo, Pizzas Hut, Taco In, KFC y demás cadenas de franquicias, sino que también están afectando a todos los pequeños comercios, y, por supuesto, al usuario final que somos nosotros.

Lo bueno de lo malo

Pues como dice la ley, si compras algo y es estrictamente indispensable para que realices tu actividad comercial, pues hacértelo deducible, y del mismo modo, si no como, no puedo vivir y no se puede realizar mi actividad; con la mano en la cintura podemos hacernos deducible todo este IVA. ¡Yo no lo digo, lo dice la ley!

Este aumento de impuesto al productos de consumo es completamente injusto cuando vemos que aún queda un ISR por las nubes (entiéndase con una tasa muy alta: 30% y 35%), y demos gracias a Dios que el IETU ya pasó a mejor vida, que si no la cosa se pondría horrible. Vaya ironía pensar que una señora que se pone en una esquina a vender quesadillas tenga que contratar a un contador para hacerle sus declaraciones por vender su comida.

Esto es lo que publicó el SAT el 25 de junio de 2015 en respuesta a toda la ola de quejas, malentendidos y repudio de esta “aclaración”.

¿Estás de acuerdo con esta nueva imposición de IVA a comida rápida? Deja tus comentarios.

2 Comentarios

  1. creo que ya es muy tarde contestarte Freddy espero te esté yendo muy bien en tu negocio. Por si las dudas te comento que tienes que pagar el impuesto sobre la renta art 111 de esa misma ley, al igual que el IVA.
    Si tienes empleados tendrás que darlos de alta en el seguro (obligatoriamente)
    Así como el impuesto sobre nóminas (este depende de cada estado, por lo regular es el 2% sobre el total de percepciones de los salarios)
    Y por último tendrás que solicitar licencia de funcionamiento (nivel municipio) para poder establecer tu negocio.

    Si de casualidad sigues con el plan, pues a grandes rasgos estos son las contribuciones que debes pagar. Te recomiendo tributar en el RIF y aprovechar los beneficios.
    Saludos!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.