Desaparición del IETU e IDE

3

Para nadie es extraño (bueno, para algunos sí que es extraño) la nueva reforma hacendaria que se está cocinando. Uno de los principales cambios, y quizá el que afecte más a todos, es la desaparición del Impuesto Empresarial a la Tasa Única (IETU) y del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE). Entérate de los detalles.

Todos los contadores sabemos la friega que resultó adaptarnos a un nuevo impuesto que calculara la renta de una empresa, que si porque iba en contra de la constitución, que si porque era demasiado dinero, que porque afectaba a los pequeños contribuyentes. Y ya no digamos del alboroto que se disparó con los pequeños comercios que hacían depósitos en efectivo, o el pánico que se armó en la central de abastos ante esto.

Los empresarios daban gritos en el cielo al ver como sus pagos de impuestos de elevaban a tal grado de interponer demandas, amparos y juicios a fin de mandar por un tubo al IETU y al IDE. Sin embargo, al final, el gobierno ganó y todos tuvimos que aceptar el nuevo impuesto. 6 años después, la nueva reforma hacendaria propone derogarlo más o menos así:

[…]La Reforma Social y Hacendaria propone el establecimiento de un único impuesto al ingreso empresarial. Para ello, se eliminan el IETU y el IDE y se preserva únicamente el ISR. Con la eliminación del IETU y el IDE, se reduce en más de la mitad el número de cálculos que las empresas tienen que realizar mensualmente para cumplir con sus obligaciones tributarias.[…]

IETU

Según el texto, también podemos entender que habrá modificaciones a la Ley de ISR, por lo que tendremos que estar bastante atentos a los cambios específicos que pretendan hacer los diputados. Sí, a fin de que todo vuelva a la normalidad, como siempre debió estar, volveremos a tener una sola ley que grave la renta de la empresa: La LISR.

¿Bueno o malo? Sin duda, muchos como contadores podremos ver disminuida la carga de trabajo, pero, ¿qué más propone la reforma hacendaria?

 

Fuente | Reforma hacendaria

3 Comentarios

Dejar una respuesta