Facturas electrónicas sin efectos

0

np_reglas2

No presentar declaraciones puede llegar a traernos problemas… MUY serios problemas. Las Facturas electrónicas hoy en día se han vuelto de una importancia que al menos hace unos 10 años no imaginábamos. El SAT dio a conocer los motivos por los cuales las facturas pueden quedar sin efectos.

Lo peor del asunto viene cuando vendemos y no podemos emitir facturas, cuando los clientes están sobre nosotros como perros hambrientos y nosotros no tenemos la capacidad de responder como deberíamos: a tiempo y de forma profesional. Para que no te agarre de sorpresa cuando emitas una factura electrónica (y no corras al de facturación que no tiene ni culpa), aquí te enlisto los motivos por los que el SAT te puede invalidar tus sellos digitales, y consecuentemente tus facturas electrónicas.

  1. En el ejercicio de las facultades de comprobación, no se localice al contribuyente, éste desaparezca durante el procedimiento, no ponga a disposición o no presente su contabilidad, o bien, se tenga conocimiento de que los comprobantes fiscales emitidos, se utilizaron para amparar probables operaciones inexistentes, simuladas o ilícitas.

Este punto señala que, cuando el SAT haga uso de su auditoria (sí, cuando llega a las puertas de tu empresa y te pide comprobantes) y no te encuentre, automáticamente puedes decirle adiós a tus facturas electrónicas.

  1. Se tenga conocimiento de la probable existencia de un delito de los previstos en el Código Fiscal de la Federación y la conducta sea imputable al contribuyente titular del certificado.

¿Te gusta acreditarte boletos de cine? Vale, será mejor que dejes de hacerlo. ¿Te gusta emitir facturas a tu nombre para evadir impuestos y triangular la información? Eso es delito fiscal ¿Comprar facturas? Creo que ya entendiste este punto, ¿verdad?

  1. Los contribuyentes en un mismo ejercicio fiscal omitan, estando obligados a ello, la presentación de tres o más declaraciones periódicas consecutivas o seis no consecutivas.

Este puede ser una de las principales razones. Muchos contribuyentes tienen la mala costumbre de presentar sus declaraciones hasta mucho tiempo después; algunos incluso dejan todo para la declaración anual. Si el SAT se percata que llevas más de 3 meses sin declarar, seguramente un día, cuando intentes emitir una factura, el sello habrá caducado.

  1. Durante el procedimiento administrativo de ejecución no se localice al contribuyente o éste desaparezca.

Si el SAT ya te revisó y ahora solo va a tu domicilio a embargarte y no te encuentra, pues nada, adiós facturas electrónicas.

Tal parece que las nuevas medidas que ha adoptado el SAT comienzan a afectar a bastantes contribuyentes. Y no solo eso. Con las facturas electrónicas, ahora es más sencillo para el SAT tener a raya a todos.

Por otro lado, el SAT también anunció que quienes expidan facturas con código bidimensional y caigan en estos supuestos, negará la aprobación de nuevas facturas en esta modalidad, obligando al contribuyente a usar CDFI.

Y tú, ¿ya presentaste tus declaraciones?

No hay comentarios

Dejar una respuesta