Operación Carrusel: la forma de evadir impuestos

1

Hace unos días estaba pensando en ciertas operaciones que he llegado a ver en mis propias manos. En muchos de los casos, somos nosotros, los contadores, que no tenemos conocimiento de un plan perfectamente enmarañado para evadir impuestos, la llamada Operación Carrusel. Y esto puede afectar a tu negocio o la integridad de todo contador con o sin cédula.

¿Y qué es la Operación Carrusel?

Pues en términos generales es un esquema sofisticado (ni tan sofisticado, pues) en donde las empresas, a base de facturas de otras empresas, pueden reducir sus impuestos. Espero que con este artículo no vaya dar una serie de ideas maquiavélicas…

En el afán de reducir los impuestos, y de ese modo disminuir la carga fiscal y el desembolso de dinero por parte de las empresas, los empresarios, dueños y gerentes han abierto camino de diversas formas en leyes fiscales, encontrado de este modo lo que hoy se conoce como Operación Carrusel, y ¿por qué se le llama así? Trataré de explicarlo con un ejemplo simple:

Supongamos que tenemos la empresa Construcciones Felices, S.A. de C.V. que se dedica a vender materiales de construcción, o eso es lo que dice su acta constitutiva… ya no digamos el acta, sino sus facturas. Tenemos por otro lado una empresa que se dedica específicamente a la construcción de bienes, o simplemente se dedica a comercializar. En cualquier caso, son estas últimas empresas las que compran varillas y tabiques (por poner un ejemplo). Las facturas salen por cantidades más o menos grandes, digamos unos 10 millones en ambos productos.

Carrusel_2

El SAT, al buscar el domicilio fiscal de Construcciones Felices, S.A. de C.V. se encuentra con que el lugar es una vil pocilga, digna de un escenario de terror a mitad de una carretera despoblada…

El efecto entra cuando el efecto fiscal de las facturas que emitió Construcciones Felices, S.A. de C.V. beneficia a otras más, y estas otras, refacturan a otra y a otras, teniendo así toda una cadena fiscal que en la mayoría de los casos es algo complicado de rastrear.

Este Efecto Carrusel no es mera casualidad, no. Este efecto siempre es el acuerdo de dos empresas perfectamente constituidas y que una factura a la otra. Muchos se preguntarán ¿qué no por eso ya existen las facturas electrónicas? Pues aquí es donde viene la parte del contador (aunque no necesariamente) pues para llevar a cabo este efecto se debe conocer la situación fiscal de ambas empresas, y de ese modo ver a cuánto puede ascender una factura, por mencionar un ejemplo. Una vez conocidas las situaciones de las empresas, la que tenga saldo a favor (si es que es el caso, pues es probable que ni siquiera tenga saldo a favor) facturará a la empresa que desea reducir su carga fiscal.

Este efecto impacta directamente al ISR y al IVA, por lo que son estos impuestos los más afectados.

En un comunicado que dio a conocer el SAT, reveló que se han llegado a dectar hasta 56 niveles de facturación… es decir, 56 empresas facturaron el saldo a favor de una facturadora “fantasma”. Y aunque no necesariamente debe ser fantasma, es un problema que afecta en número enormes a la economía de México.

Otros escenarios

Otro efecto clarísimo de este sabotaje es el de las gasolineras y su desmedida facturación a contribuyentes que ni siquiera cargaron gas (muchas veces personas físicas a cambio de una mínima porción del IVA).

Quizá muchos pensarán que está bien, o que al menos es una forma de combatir la corrupción, que de todos modos el gobierno siempre se chinga nuestro dinero, pero ¿no somos nosotros acaso los que queremos que la violencia, los robos y los asesinatos se acaben? ¿no somos nosotros lo que queremos volver a salir en la noche a caminar sin el miedo a que nos roben o nos maten?

En cualquier caso, el contador es un principal referente en estas acciones, y está en nuestras manos aceptar o declinar por estas operaciones, que por desgracia no siempre están en nuestro alcance. Lo dejo como reflexión esperando no encontrar preguntas en los comentarios de ¿cómo puedo bajar mis impuestos?….

 

Referencias | El Universal

1 Comentario

Dejar una respuesta