Solución a la defraudación fiscal por medio de CFDI

2
Solución a la defraudación fiscal

En las últimas semanas e incluso meses se ha estado hablando mucho de la iniciativa para la solución a la defraudación fiscal que se da por medio de los CFDI “comprados”, entre éstas iniciativas todas tienen un común denominador: retener.

Para quienes son asiduos de la jerga fiscal, es bien sabido que se han presentado diversas propuestas para la reforma fiscal 2019. La solución a la defraudación fiscal, ya sea por medio de venta de facturas o CFDI, ha sido expuesta desde la PRODECON hasta diversas figuras políticas, pero todas tienen el común denominador de retener IVA o ISR, o ambos por igual.

En un inicio se planteó la retención de las 2/3 parte del IVA y el 10% de ISR a todas las actividades de servicios, sin importar si se era persona física o moral (pero eso sí, no aplicaba la retención a entidades gubernamentales… vaya listillos que nos salieron). Luego vino otra propuesta en donde la retención del ISR sería del 8%, acotando una palabra mágica “Servicios personales” y excluyendo a servicios bien definidos como el teléfono o la luz.

La solución a la defraudación fiscal la tiene el SAT

Si usted, amado lector, no se ha percatado del terrible impacto que esta propuesta conlleva, déjeme adelantarle que es más grande de lo que se imagina, pues supone que una pérdida de flujo considerable, pese a que en todas las justificaciones de las propuesta se expone el “Ya se viene haciendo con determinados contribuyentes”.

Pero, seamos honestos, ¿realmente vale la pena una iniciativa de esta envergadura para ponerle fin y darle solución a la defraudación fiscal? Desde mi humilde opinión, considero que esta reforma sería exitosa… hace 15 años. ¿Pero hoy… en donde el SAT tiene una infraestructura tan grande que da miedo en cuestión tecnológica?

Veamos por qué el SAT tiene la solución a la defraudación fiscal en sus manos:

  1. Desde que el comprobante fiscal por internet es obligatorio en todo México, y que no existe factura que no pase por el Ojo de Sauron del SAT, ¿es que acaso ellos no tienen ya nuestra información?
  2. Base de datos de todos los contribuyentes. Aunque parezca increíble, el SAT tiene perfectamente identificado a cada uno de los contribuyentes, sean del régimen que sean. Gracias esto, uno supondría que no hay persona que se le escape al SAT en cuanto a contribuyentes.
  3. Contabilidad electrónica. Además de saber nuestras transacciones por medio del CFDI, conocernos a todos (incluso con huellas dactilares y pupila) saben nuestra contabilidad y los movimientos que hacemos.

Luego de estos 3 puntos que se han ido perfeccionando a lo largo de los últimos años, se viene una propuesta en donde la intención es simple: retener a como dé lugar. Y no, no tengo un negocio de facturas, pero todo esto genera una gran incertidumbre para los contribuyentes.

Es obligación del SAT y del propio Gobierno la correcta recaudación, pues les aseguro que esta reforma no le hará ni cosquillas a quienes se dedican el negocio de la compra-venta de facturas.

Ante todo este escenario quienes más salen afectados son las Pequeñas y medianas empresas, que, con esfuerzo logran presentar sus declaraciones, la tarea por solicitar devoluciones y compensaciones parece algo verdaderamente inviable.

¿Tú qué opinas? ¿Crees que vale la pena este tipo de propuestas?

2 Comentarios

  1. saludos, voy mas allá de la forma de recaudar,el principal problema lo genera el propio ente recaudador, toda vez que no sabe administrar lo que recauda, la corrupción es el factor principal que pulveriza los recursos económicos que el contribuyente entera.
    Entonces, la solución es desterrar al corrupto con sanciones duras para que el contribuyente tenga confianza en que lo enterado al fisco tendrá una buena devolución al mismo,en buenos servicios, aprovechamientos,etc.

  2. Buenos días, el tema de la defraudación fiscal, en mi opinión, conlleva mas allá de todas las leyes, políticas fiscales, soluciones utópicas y COSTOS del gobierno federal. Creo que necesitamos una nueva visión de fondo en donde el Fisco deje de ser un socio de los empresarios, en donde deje de llevarse más del 30% de las utilidades y que se le otorgue un % razonable y permita que los empresarios generen negocio. Desde que estoy en el medio contable-fiscal (mas de 35 años) siempre se ha visto que Fisco delega su obligación de recaudación a los contribuyentes ya sea vía de retención o verificación de la vida de nuestro cliente o proveedor, así como una serie de requisitos interminables para tal o cual deducción. Con toda la infraestructura tecnológica que posee, se necesita definir si el impuesto directo o el impuesto indirecto es el mas efectivo para nuestro México (ver OCD) adelgazar la estructura del gobierno para que pueda operar y definir lineamientos sencillos y claros para la asignación de recursos y el uso de los mismos. Obviamente se tendría que “eliminar” a todos los políticos de los puestos clave y promover estos puestos para Ejecutivos especializados en el tema. Y lo mas importante (Utópico) cancelar a todos los partidos políticos y clase política actual, sin excepción alguna, de todos lo que viven del presupuesto y formar un gobierno profesional de carrera así como un plan de desarrollo a largo plazo en donde todos los sectores intervengan. Creo que con esto se evitaría la gran creatividad que existe para generar la defraudación fiscal que comentamos. Saludos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.