Reducir costos sin afectar la calidad del producto o servicio

0

La reducción de costos sin perder la calidad, ha sido la piedra angular de todas las empresas desde el mismo momento de la protocolización de su acta constitutiva. Cuando se diseñan sus objetivos específicos para el plan de acción de la empresa ya estamos pensando en ahorro de desembolsos o minimización de costos.

Los costos son erogaciones en términos monetarios que realizan las empresas para la producción de un determinado bien, o la prestación de un servicio. La contabilidad de costos según John J. W. Neuner define a la contabilidad de costos como, una rama o ampliación de la contabilidad general de una empresa manufacturera o comercial, que suministra efectivamente a los cuadros estratégicos de la organización las cifras que conciernen a los costos de producir un artículo o de prestar un servicio.

La contabilidad de costos se desprende de la contabilidad general, debido a que es una especificidad de la rama contable. Es importante destacar que las grandes corporaciones poseen departamentos de costos que ayudan a no perder la calidad, donde laboran profesionales del área con gran pericia y objetividad en la determinación de los costos unitarios de producción. Deben ser personas muy minuciosas, analíticas, precisas, orientadas en todo el flujo productivo de la organización pero sin perder de vista la calidad del producto o servicio.

Tipos de costos: directo e indirecto

En términos generales para producir un bien la empresa debe incurrir en dos tipos de costos los directos y los indirectos. Los primeros se identifican plenamente con el producto y por lo tanto su cuantía es mayor, en cambio los indirectos no se identifican plenamente y son de menor erogación. Partimos del siguiente ejemplo en la fabricación de un pupitre. La materia prima directa es la madera utilizada para su elaboración, la mano de obra directa son las horas hombre utilizadas por el carpintero y los  costos indirectos o carga fabril representarían todos los demás gastos necesarios para su elaboración tales como: servicios básicos, mantenimiento, administrativos, depreciaciones, publicidad entre otros.

Reducir costos en las empresas sin perder la calidad, no es suprimir elementos necesarios para su fabricación, al contrario mientras más invierta en su producción de una manera controlada, minimizará costos posteriores. Resulta paradójico pero es una realidad.

Un modelo para reducir costos sin perder la calidad en el proceso productivo seria el Informe COSO sobre normativa de control interno

Cómo reducir los costos en el proceso de producción sin perder la calidad

Un modelo para reducir costos en el proceso productivo seria el Informe COSO sobre normativa de control interno el cual plantea en su primer apostolado el ambiente de control  y enumera los siguientes puntos:

Integridad y Valores Éticos: Implica que la empresa debe tener establecido y normado un Código de Ética Empresarial que involucre al colaborador en todas las áreas,  apegado a un cumplimiento de horarios para fijar asignación de metas y objetivos, que posea sentido de pertenencia con la empresa lo cual incide en la correcta utilización de los recursos suministrados para el proceso productivo y esto se traduce en la minimización de la merma o desperdicios para reducir costos. Igualmente la conducta ejemplar de los trabajadores, para no sustraer equipos, insumos, o material de oficina, sino de custodiarlos, conservarlos y utilizarlos diligentemente.

Direccionamiento Estratégico: Comprende la capacidad de la organización para reflejar el plan de producción establecido y el cumplimiento de los pedidos y requerimientos de los clientes. Es importante como mecanismo de indicadores la entrega justo a tiempo, lo que implica un ahorro en cuanto a reproceso, horas extras, reprogramación de los lotes de producción y contratación de nuevos operarios.

Modelo Organizativo: Establece la metodología de la compañía para diseñar un organigrama que tipifique los procesos productivos y las líneas de dirección y cuadros de mando implícitos en todas las fases, las cuales le van agregando valor al producto. Si se tiene control de todas las operaciones necesarias para la fabricación del bien, será más sencillo detectar las posibles desviaciones lo cual permite gerenciar  justo a tiempo para la resolución del problema y esto se traduce en minimización de costos.

Políticas en materia de recursos humanos: Comprende todo lo atinente al proceso de selección, reclutamiento, cuadros salariales y capacitación del recurso humano. Según Henry Fayol en su aporte de división del trabajo si la organización separa los colaboradores y los departamentos se traduce en colocar individuos más especializados lo cual se proyecta en el tiempo en eficiencia, eficacia y productividad marcando un impacto en los estados financieros por aumento de la rentabilidad del negocio.

 

Acerca del autor:

Jesús Gonzalo Pacheco León

Contador Público Colegiado

Diplomado Desarrollo para la Gestión Comunitaria

Profesor. Tutor Virtual. Formador de Formadores

Email: [email protected]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.