En qué momento se declara concurso mercantil

0

Cuando una empresa se declara en concurso mercantil no exactamente es para que se pierda, sino que, como ya se ha dicho anteriormente, es para tratar de que la empresa salga de alguna crisis económica y siga en operación, ya que no solo se perjudicaría la empresa en concurso, sino también a las demás con las que contrajo algún convenio.

Para que una empresa se declare en concurso mercantil, se debe realizar bajo dos supuestos, ya sea que el comerciante (empresa) solicite de manera voluntaria su declaración en concurso mercantil o porque algún acreedor o el Ministerio Público hubiesen solicitado dicha declaración, y para que el proceso concursal pueda proceder debe darse el caso de incumplimiento generalizado de obligaciones de pago a dos a más acreedores distintos, y que, de éstas obligaciones las que tengan por lo menos treinta días de haber vencido representen el 35% o más de todas las obligaciones a cargo del Comerciante (empresa), o en su caso, el comerciante no tenga activos según la ley de concursos mercantiles (artículo 10), para responder a las obligaciones de pago vencidas a la fecha de demanda por lo menos en un 80 % (artículo 10).

concurso mercantil
Cuando una empresa se declara en concurso mercantil es para tratar de que la empresa salga de alguna crisis económica y siga en operación

¿Qué supuestos se necesitan para declararse en concurso mercantil?

De acuerdo al artículo 11, cuando un comerciante se presume que incumplió generalizadamente en el pago de sus obligaciones, es porque presenta algunos casos como:

  • Inexistencia o insuficiencia de bienes en qué trabar ejecución al practicarse un embargo por el incumplimiento de  una  obligación  o  al  pretender  ejecutar  una  sentencia  en  su  contra  con autoridad de cosa juzgada;
  • Incumplimiento en el pago de obligaciones a dos o más acreedores distintos;
  • Ocultación o ausencia, sin dejar al frente de la administración u operación de su empresa a alguien que pueda cumplir con sus obligaciones;
  • En iguales circunstancias que en el caso anterior, el cierre de los locales de su empresa;
  • Acudir a  prácticas  ruinosas,  fraudulentas  o  ficticias  para  atender  o  dejar  de  cumplir sus obligaciones;
  • Incumplimiento de obligaciones pecuniarias contenidas en un convenio celebrado en términos del Título Quinto de esta Ley, y
  • En cualesquiera otros casos de naturaleza análoga.

La ley, en la cual se regulan estos procesos, es bastante amplia, ya que trata de describir cómo es que se dan estos casos, y cuáles son las etapas que se siguen, así como ya hemos venido recomendando, es muy importante que todos, en especial quienes ejercen el comercio, den lectura a la ley de concursos mercantiles en caso de caer en algunos de los supuestos mencionados.

Cuando se llegan a generar polémicas sobre cómo deben solventarse las obligaciones de la empresa respecto a sus deudas, es el IFECOM quien interviene para que sea de manera correcta y cumpliendo con total objetividad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.