Factura Instantánea en 2020

1
Factura Instantánea
Factura Instantánea

La Factura Instantánea es un tema que nació el 19 de noviembre con varias declaraciones de Margarita Rios Farjat y que comenzará a ser pan de todos los días a partir de 2020. Y es que ahora podremos solicitar la factura electrónica de manera “instantánea” cuando usemos nuestra tarjeta de crédito. Analicemos esto.

El 19 de noviembre en distintos medios y en la página de gobernación se dio a conocer lo que será llamado Facturación Instantánea, con la finalidad de “facilitar la emisión de los CFDI sin dar otro dato adicional”.

Sin duda este es un sistema muy interesante que viene nuevamente a revolucionar la forma en cómo se solicitarán las facturas. Del otro lado de la moneda tenemos que la fiscalización aumentará y las discrepancias fiscales vendrán es cascada.

¿Cómo funciona la factura instantánea?

Será sencillo, pues a partir del primer cuatrimestre del 2020 se podrá emitir la factura instantánea con solo utilizar la tarjeta de crédito en alguna terminal punto de venta (TPV). Lo que ocurrirá será que el RFC del contribuyente de quien paga se asociará con la tarjeta de crédito de manera inmediata al dar el “tarjetazo”, acto seguido simplemente con leer el código QR que se imprimirá en el comprobante y no tendrá que dar ningún dato adicional para obtener su factura.

Algunos incluso dicen que las tarjetas de crédito y debito contarán a partir de 2020 con el RFC impreso en los plásticos, una medida que sin duda viene a fortalecer la tecnología del SAT.

Al inicio, como en todo proceso que ha llevado el SAT, será opcional, pero evidentemente esto va encaminado a que sea obligatorio a todos aquellos que usan una Terminal Punto de Venta para cobrar.

La fiscalización que hay detrás

Para nadie es un secreto que en los últimos años el SAT se ha caracterizado por ir mejorando la fiscalización en todos los sentidos, de hecho, México es reconocido como uno de los países más innovadores en cuestión de infraestructura, pero también como de los más complejos para pagar los impuestos.

Lo cierto es que con esto la autoridad fiscal tendrá más herramientas para poder revisar a aquellos contribuyentes que reciban los ingresos mediante la TPV y la factura instantánea que aquellos que compran, pero NO TIENEN MANERA DE COMPROBAR LOS INGRESOS.

Es decir, que es un arma tanto para quien compra como para quien vende, pues de un lado tenemos a la persona que recibe los ingresos y del otro lado a quien compra, cerrando aun más la brecha de aquellas personas que se encuentran inmiscuidas en Lavado de Dinero.

¿Qué tal te parece esta nueva medida?

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.