Ajuste anual por inflación

Ajuste Anual por Inflación – Retención de ISR e IVA

En época de declaraciones anuales para personas morales es común toparnos con ciertas dificultades, que si bien pueden disiparse con una buena lectura a la ley, otras no son tan sencillas.

El Ajuste Anual por Inflación es un dato forzoso que todas las personas morales están obligadas a calcular y presentar. Para este cálculo, la ley nos remite a los artículos 46, 47 y 48 respectivamente, y estos a su vez nos remite al 32. A continuación explicaré por qué la las retenciones a terceros de IVA e ISR NO deben considerarse como deudas dentro del Ajuste Anual por Inflación.

Fundamento legal

Si bien son solo unos cuantos artículos, debemos leerlos con mucho cuidado. El artículo 48 nos dice:

Artículo 48. Para los efectos del artículo 46 de esta Ley, se considerará deuda, cualquier obligación en numerario pendiente de cumplimiento.

Lo primero que se nos viene a la mente es: “Pues yo pago las retenciones que le hago a mis terceros, ¿por qué no tomar las retenciones para el Ajuste Anual?”

La respuesta, en primera instancia, es sencilla. Porque la obligación de pagar sus impuestos en un inicio es del tercero y no tuya. ¿Qué pasaría si tú no fueras una persona moral? ¿Verdad que no le retendrías?

Pero vayamos más allá y dejemos nuestros pensamientos, que pueden ser medio raros, por algo más real y objetivo. ¿Qué dice el tercer párrafo del artículo 48?

En ningún caso se considerarán deudas las originadas por partidas no deducibles, en los términos de las fracciones I, VIII y IX del artículo 32 de esta Ley…

¿Y qué diablos dice el artículo 32?

Artículo 32. Para los efectos de este Título, no serán deducibles:

I. Los pagos por impuesto sobre la renta a cargo del propio contribuyente o de terceros ni los de contribuciones en la parte subsidiada o que originalmente correspondan a terceros, conforme a las disposiciones relativas, excepto tratándose de aportaciones al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Vuelve a leerlo… ¿Ya? Ahora analicemos y usemos ese cerebro que tenemos en la cabeza. Las retenciones son contribuciones, pero NO son nuestras. El ISR o IVA que le retenemos a las personas físicas NO es nuestro. NO juegan para el Ajuste Anual por Inflación. El hecho que tengamos que pagarlas a su nombre es otra cosa totalmente diferente.

Ajuste anual por inflación

Una vez dejado bien en claro esto, pues ya que andamos encarrilados, analicemos por qué el ISR propio (ese, el de los pagos provisionales) no es una deuda.

La explicación es sencilla, porque es un elemento resultante de determinar el ISR. Es decir; nosotros hacemos todo este show del cálculo anual por inflación para determinar el ISR Anual, y no puede este mismo elemento jugar nuevamente para determinar el mismo elemento… Vuélvelo a leer J.

Las otras contribuciones, como bien lo dice el artículo, sí son deducibles, tales como las contribuciones del IMSS y del INFONAVIT, pero esas ya son otra historia.

 

Te invito a seguirnos vía Twitter | Contador Contado

About the author

Cervantes No importa de dónde vengo. Lo que importa es lo que enseño. cesarnoan

Comparte esta nota